Un check up es un examen clínico que tiene como objetivos la prevención y la detección oportuna de enfermedades que diagnosticadas y tratadas a tiempo pueden salvar tu vida.

Algunos de los estudios que integran un check up básico son:

  • Laboratorio: orina, química sanguínea, biometría hemática, perfil de colesterol y triglicéridos, glucosa, creatinina, urea, ácido úrico, sodio, potasio, pruebas de funcionamiento hepático, antígeno prostático en varones, TSH, niveles de vitamina D y coproparasitoscópico, entre otros.
  • Estudios de Imagenología: rayos X, mastografía, densitometría, rectosigmoidoscopía, entre otros.
  • Otros estudios de gabinete: prueba de esfuerzo, electrocardiograma, espirometría y audiometría, entre otros.
  • Valoraciones por médicos especialistas: medicina interna, cardiología, gastroenterología, ginecología, urología, nutriología, odontología y oftalmología, entre otros.

Se recomienda contar con al menos un check up anual. No esperes a tener algún dolor o a sentirte mal para ir al médico. ¡Eleva tu calidad de vida!